Preguntas frecuentes

¿Qué es el autismo?

El autismo, es parte de un grupo de trastornos conocido como trastornos del espectro autista (TEA). Es un trastorno neurobiológico complejo que dura típicamente a través del curso de la vida de una persona. El trastorno es caracterizado por varios grados de discapacidad en las habilidades de la comunicación y capacidades sociales, así como por comportamientos repetitivos. Algunos padres describen un niño que parecía diferente desde el nacimiento, mientras otros describen un niño que se estaba desarrollando normalmente y después perdió las habilidades. Si usted tiene preocupaciones por el desarrollo de su hijo, no espere: hable con un especialista acerca de una revisión a su hijo para el autismo.

¿Qué tan común es el autismo?

1 de cada 100 nacimientos presentan rasgos de autismo. Desafortunadamente, los números aparentan seguir en ascenso. De hecho, es el trastorno de desarrollo más frecuente hasta la fecha. También, estudios recientes indican que los niños son más susceptibles a desarrollar el autismo que las niñas.

¿Cómo desarrolló mi hijo el autismo?

Nadie lo sabe con seguridad. Aunque se pudiera esperar que un trastorno tan común como el autismo tendría una causa conocida, de muchas formas esto sigue siendo totalmente un misterio. Estudios recientes sugieren una base genética fuerte en el autismo, sin embargo, la genética sola no puede explicar todos los casos.

¿Son las vacunas las culpables?

En los debates sobre el papel que juegan las vacunas haciendo que el autismo crezca cada día más, investigadores todavía no han encontrado una relación  definitiva entre los dos. Según organizaciones tales como los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention), la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) y la Organización Mundial de la Salud (World Health Organization), no hay suficiente evidencia para apoyar la controversia de que las vacunas – específicamente las vacunas que contienen timerosal – causan a los niños el desarrollar autismo.

¿Existe una cura para el autismo?

Desafortunadamente, los expertos no han podido hasta el momento obtener una cura para el autismo. Pero hay esperanza: Los científicos están trabajando duro diariamente para encontrar una solución a este problema que cada vez es mayor.

¿Cómo puedo saber si un niño tiene autismo?

No hay dos niños con autismo que sean iguales, pero hay algunas señales que muchos de ellos comparten y que los expertos están de acuerdo que pueden ser reconocibles desde las edades tempranas del niño, o aún antes. Los niños con autismo generalmente tienen dificultad para relacionarse con otras personas; apenas pueden hablar, y si lo hacen, no pueden comunicarse de forma que las personas puedan entender fácilmente. Generalmente no realizan contacto visual y tienen problemas para leer códigos sociales. Son también propensos a comportamientos reiterativos, aleteando sus manos constantemente o pronunciando la misma frase una y otra vez.

¿Qué debo hacer si sospecho que algo está mal con mi hijo?

No espere, hable con su doctor o un especialista acerca de hacerle una revisión a su hijo. Nuevas investigaciones demuestran que los niños pequeños pueden mostrar señales de autismo, así que el reconocimiento de las señales tempranas y conocer los indicadores del desarrollo es importante. La intervención temprana es la clave, puedes llamar a nuestro departamento de evaluación.

¿Cómo manejo este diagnóstico?

Primero, permanezca tranquilo. No es fácil recuperarse de la conmoción de saber que su niño tiene un trastorno del desarrollo que no se conoce la causa o la cura. Acepte cualquier y todos los sentimientos que el diagnóstico le puede suscitar, y no intente culparse: Es imposible para usted descifrar la manera de proteger totalmente a su hijo del autismo. El paso siguiente es armarse con todos los hechos acerca del trastorno. El conocimiento es poder, y cuanto más usted conoce, más capaz se sentirá. Se dice que es también importante darse un “descanso” del autismo cuando llega a ser muy abrumador. Y si usted encuentra que el diagnóstico ha sido muy agobiante y que no ha podido superarlo, considere hablar con un terapeuta.

¿Mi hijo podrá asistir a la escuela?

Lo más probable es que sí. Mucho depende de las habilidades de su hijo, pero con su ayuda, así como la de los doctores, terapeutas y profesores, su hijo puede ser capaz de asistir a la escuela.

*Estas preguntas fueron tomadas de Autism Speak.